Opinión

Que venga y que nadie lo detenga

Los últimos estadios del mundo moderno (o postmoderno, en caso que el lector quiera ser un verdugo de los grandes relatos) han permitido la aparición de un sinnúmero de engendros que muchas veces rayan en la contradicción sincrónica, pudiendo caer en la síntesis o no. Así, tenemos interesantes creaciones que si aún no hay nadie que las personifique, es cuestión de tiempo para que aparezca algún vivo ejemplo.

Si bien Friedrich Nietzsche echaría a la Izquierda y el Cristianismo (y sobre todo a la Iglesia Católica) dentro del mismo saco con la etiqueta “Moral de Esclavo” rotulada en su exterior, la realidad es que –pese a no pocos acercamientos entre el cristianismo y la Izquierda– la Izquierda ha sido durante mucho tiempo antagónica al cristianismo, y su nivel de rechazo aumenta a medida que la versión de cristianismo es más fuerte, más organizada y mueve mayores cifras en lo monetario.

No es casual, entonces, la fantasía izquierdista (y también la de uno que otro nietzscheano – me cuento) de ver a la Iglesia Católica reducida al polvo, la insignificancia y el olvido, aunque la Izquierda y Nietzsche difieren diametralmente en los motivos para querer presenciar la concreción de este holókauston: Nietzsche lo haría motivado por el desprecio por la moral de esclavo, mientras que la Izquierda lo haría movida por el odio surgido desde la moral de esclavo, viendo a la Iglesia como una figura que está arriba en una jerarquía, razón por la cual hay que odiarla.

Este odio visceral que siente la Izquierda por la Iglesia Católica la ha enceguecido, y no ha sido capaz de interpretar las señales que saltan a la vista: Jaime Bergoglio, el Papa Francisco I, el Sumo Pontífice de la Iglesia, es de Izquierda. Por contradictorio que pudiera parecer para el lector común, los ideales del personaje cabeza de la Iglesia (que, en realidad, es un sustituto del verdadero líder[1]) son más cercanos a las aspiraciones del socialismo que a aquéllas que la Izquierda podría clasificar dentro de la Derecha.

La costumbre de odio anti-eclesiástico por parte de la Izquierda está tan inserta en la mente de sus feligreses (ya que la Izquierda es profundamente religiosa y creyente de sus propias deidades) que ni siquiera han reparado en el hecho que los tiempos han cambiado y los vientos han soplado favorablemente para ellos, y la cabeza de la institución a la que han odiado por tanto tiempo al fin piensa como ellos. Como no se han dado cuenta que los tiempos han cambiado, los lloriqueos en relación a la venida del Papa provienen de una Izquierda prehistórica que sigue viviendo en el pasado, combatiendo enemigos con las formas del pasado. Teniendo a un quintacolumnista en la misma dirección de la Iglesia, lo atacan porque el odio les nubla la razón.

Sin importarme en lo absoluto la venida del Papa (ya que no soy cristiano, ni católico, ni izquierdista), y tampoco perdiendo horas de sueño pensando en si su venida es buena o mala para la economía, debo reconocer que su venida ha causado más momentos gratos en mí que ingratos: la ciudad quedará vacía –y será como retroceder unos 100 años– en los momentos en los que oficie una misa donde nadie entenderá un carajo y nadie verá un carajo, además de agradecerle a la Iglesia Católica la posibilidad de festinar sobre las lágrimas y la espuma izquierdista vomitada: “LA IGLESIA HACIENDO VENDIENDO ENTRADAS PARA UNA MISA IGUAL QUE LOS TIEMPOS QUE VENDÍAN LAS INDULGENCIAS” (a pesar que las entradas son absolutamente gratuitas[2]), “MALDITOS SINVERGÜENZAS ENGAÑANDO A LA GENTE PARA HACERSE MÁS RICOS EXPLOTANDO A LOS POBRES” (cuando ibas a un cajero automático y aparecía la opción de donar para la venida, por tanto, podías apretar ‘NO’ y mandabas a la mierda al Papa y hasta podías donar eso mismo a algún artista hippie callejero) o mi favorito “TODO ESE DINERO PODRÍA UTILIZARSE PARA RESOLVER LOS PROBLEMAS DEL PAÍS” (jajaja, sí claro).

Que venga el Papa, que nadie lo detenga. Y que las lágrimas se junten con la arena para que se haga un aluvión que se los lleve a todos.

Por Francisco JavGzo

Arqueofuturista. Adorador de los gatos. HBD. Anarcotribalista. Deep ecologist. LHP. Chaos Magick.

Comentarios

Buscar

Síguenos

Enterate de nuestras ultimas noticias a través de nuestras redes cociales!


Suscribirse!

Mantente al tanto de nuestro contenido en tu E-Mail