Actualidad

Pérdida del relato: El caso del Frente Amplio

 

Por: Cristóbal Díaz Guitart.

 

Nadie puede negar que la aparición del Frente Amplio significó un remezón para la política chilena. De la misma forma que su mentor ideológico, Podemos, llegó con un discurso que aviva y aprovecha la indignación del supuesto “pueblo” producido por la inoperancia de un “duopolio”. Este discurso de tintes populistas es indiscutiblemente potente, y más aún cuando es pronunciado por dos de los políticos más populares: Jackson y Boric. Sin embargo, este fenómeno tuvo su peak con la candidatura de Beatriz Sánchez, la cual fue un relativo éxito en primarias.  Para haberse levantado en menos de un año dos candidaturas de “ultraizquierda” —aquella izquierda alternativa que está aún más hacia el extremo que la Nueva Mayoría, incluyendo al propio Partido Comunista— el número de votos obtenidos en primarias fue un gran logro. Se posicionaron nombres, ideas, y se dio exposición a dos candidatos cuyo fondo programático es inconsistente, pero casi idéntico. Si a esto le sumamos el trabajo —adoctrinamiento para algunos— del Frente Amplio en universitarios y secundarios; claramente el Frente Amplio se perfila como un grupo político potente para el futuro.

Sin embargo, todo lo que sube debe bajar, y eso le pasó al Frente Amplio: salió a la luz el “fraude amplio”, es decir, las firmas de militantes fraudulentos. Poco después, salió a la luz la guerrilla silenciosa por poder dentro del conglomerado, donde Mayol se enfrentaba indirectamente con Jackson. Ambos hechos desarman el discurso mesiánico de la “nueva política”, y revelan que son lo que son: políticos igual que cualquier otro. Además, la candidatura de Sanchez presentó tres problemas: el notorio “extremismo” de su candidatura,  la razón popular y poco éxito electoral.

El primero se vio solucionado con la conveniente pero fortuita aparición de Eduardo Artés. Un señor que parece haber sido congelado en la Rusia de Stalin y descongelado este año. Su extremismo hace parecer moderado a cualquiera que se pare a su lado.

El segundo fue parchado raudamente por Sanchez, justificando el gran costo de sus propuestas con el trillado y sanderiano lema: “lo pagará el 1% más rico”. Básicamente nos invita a un restaurante donde podemos comer todo lo que se nos antoje sin preocuparnos de la cuenta porque “los ricos pagan”. No es primera vez que escuchamos esta idea, y sabemos que ellos ya deben estar buscando un sustituto porque el “Tax the 1%” ya ha sido desmentido múltiples veces en la política norteamericana.

Y el tercero, motivo principal de esta columna, es el que más nos debería estar llamando la atención: están sustituyendo el discurso disconformista-mesiánico del duopolio a causa del primer problema. Saben que deberán negociar con los titiriteros de Guiller después de noviembre, por lo que no pueden seguir basando su candidatura en desprestigiarlos. De ser así, ¿cómo les pedirán subsecretarías y ministerios?

Concluyendo, la candidatura de Sánchez y el Frente Amplio en general se encuentran en un vacío discursivo. La práctica política los venció y aún están procesando que hacer; cómo solucionar la pérdida de su relato político. Lo más probable es que la candidatura de Sánchez desinfle, termine siendo meramente testimonial y el número de votos emitidos en su nombre no sean más que un elemento para negociar espacios de poder un futuro gobierno.

El Frente Amplio está ampliándose hacia la izquierda tradicional. Si se me permite un guiño a la cultura popular, podría decir que se convirtió en lo que juró destruir.

A pesar de esto, no olvidemos que el Frente Amplio no es más que una plataforma electoral para la normalización de las ideas posmarxistas. Está construido con el propósito de facilitar una futura candidatura de Jackson o Boric, comandado desde las sombras quizá por Atria. No quieren cometer el error de “quemar” al candidato en la primera elección con posibilidades, como pasó en España.

En resumen, la candidatura de Sánchez es un fracaso a corto plazo, pero esto es irrelevante porque cumple su objetivo instrumental de pavimentar el camino para el largo plazo.

Por Letras Libertarias

Sitio libertario de reflexión contra la cultura establecida. Promovemos el pensar sin límites.

Comentarios

Buscar

Síguenos

Enterate de nuestras ultimas noticias a través de nuestras redes cociales!


Suscribirse!

Mantente al tanto de nuestro contenido en tu E-Mail