Actualidad

La estupidez posmoderna en conceptos como “manspreading” o “mansplaining”

 

Desde el 25 de septiembre ha circulado en las redes sociales un vídeo de una activista llamada Anna Dovgaliuk en San Petersburgo, Rusia, donde arroja cloro a hombres en el metro por “manspreading” que ha causado todo tipo de críticas en contra las redes. [1]

En concepto de “manspreading”, alojado en la ideología feminista radical, como escribía Marianne Wex es: parte del uso del cuerpo masculino para dominar a las mujeres [2].

 

 

El feminismo radical o de tercera ola -y cuarta, según otros autores- tiene muchas variaciones, pero creen en el concepto del “patriarcado opresor“, que tiene la premisa que históricamente toda la sociedad se ha estructurado para la dominación de los hombres sobre las mujeres. Como escribe Raewyn Connell es la influencia de la “hegemonía masculina” [3].

Varios pensadores como Camile Paglia, Christina Hoff Sommers, Jordan B Peterson, Jonathan Haidt o Steven Pinker han denunciado hasta el hastío la falta de rigor científico de tal vertiente de pensamiento, incapaz de probar o refutar sus teorías mediante estudios estadísticos o cualitativos serios. Para este pensamiento todo se debe a algún tipo de opresión.

Tal visión impide considerar visiones incluso de sentido común, como hace el comentarista y humorista Steven Crowder, quien invitó a mujeres en el transporte público a ponerse testículos y pene falso e intentar sentarse con las piernas juntas con hilarantes resultados [4]

 

Humorista Steven Crowder haciendo mujeres usar testiculos falsos y contar su experiencia

Esta visión tampoco es capaz de considerar razones científicas como un problema fisiológico masculino: los testículos requieren una menor temperatura que el resto del cuerpo humano, y por eso, simplemente, al estar sentado, tener las piernas abiertas a 70° ayuda a mantener la temperatura regulada, incluso con otros objetos calientes cerca del cuerpo, como se hizo en este estudio [5]. Tener una mayor temperatura testicular tiene efectos nocivos en la producción de espermatozoides, manejar o estar sentado produce un enorme aumento de temperatura testicular [6].

 

Temperatura media del escroto derecho en  hombres mientras caminan afuera y conducen automóviles. Fuente: Human Reproduction, Volume 15, Issue 6, 1 June 2000, Pages 1355–1357

 

Los hombres requieren tener las piernas abiertas incluso hasta 70 grados para regular la temperatura testicular dependiendo de las circunstancias, no abren las piernas para “dominar a las mujeres alrededor suyo”Los conceptos de “manspreading”, “mansplaining” o el “sistema patriarcal” son parte una locura ideológica que no tiene ni pies ni cabeza. Es un juicio de valor basado en una visión patológica del mundo.

Todos los hombres agredidos en el video estaban sentados normalmente, el concepto de “manspreading” es tan anti-científico como creer que la tierra es plana.

Finalmente, si vas en el metro y alguien está usando un espacio extra, sea con su pierna o su bolso y tú lo necesitas, lo pides educadamente y no necesitas culpar al “patriarcado machista opresor”

 

Fuentes: 

[1] https://actualidad.rt.com/viral/289830-video-activista-derramar-lejia-entrepierna-hombres-metro
[2] https://thesocietypages.org/socimages/2017/02/08/possibly-the-most-exhaustive-study-of-manspreading-ever-conducted/
[3] https://en.wikipedia.org/wiki/Raewyn_Connell
[4] https://www.youtube.com/watch?v=cG3K5346Uag
[5] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21055743
[6] https://academic.oup.com/humrep/article/15/6/1355/2915575

Por Emilio Meneses Ponzini

Ingeniero, actualmente viviendo y trabajando en Alemania

Comentarios

Buscar

Síguenos

Enterate de nuestras ultimas noticias a través de nuestras redes cociales!


Suscribirse!

Mantente al tanto de nuestro contenido en tu E-Mail