Actualidad

Bolsonaro es el nuevo Trump, y Trump es Hitler 2.0

La Izquierda es inteligente pero indigna: aun teniendo argumentos suficientes e intelectuales capaces para debatir y defender sus ideas, enfoca sus esfuerzos metapolíticos en machacar a los menos pensantes y envenenarlos –la batalla de las ideas– para que éstos se muevan en la dirección de sus intereses políticos, ya sea en el corto, mediano, y largo plazo porque, por supuesto, su idea es perpetuarse de manera que, en caso de perder una elección, la próxima sea favorable.

Las estrategias de la Izquierda son de elaboración compleja pero aplicación simple, y es donde la memetización cobra importancia ya que, con el empleo de estas unidades de información, se crea una ofensiva sobre la mente humana, una avanzada en la guerra de quinta generación. Se realizan relaciones de conceptos o personajes a los que se es adverso, con figuras e ideas negativas para la mente de las masas.

Resultado de imagen para everyone i don't like is literally hitler

No es secreto que Hitler es el personaje más malvado que las masas –bastante ignorantes, dicho sea de paso, ya que existen montones de personajes en la Historia– pueden imaginar, y es ésa la razón de usar a Hitler como comodín ante cualquier cosa e idea a la que la persona sea antagónica. En los casos más inteligentes (o menos tontos, para ser más exacto), se apelará al reductio ad hitlerum, es decir, alguna referencia a Hitler para decir que algo es malo, y en los casos más ignorantes, la mayoría, sencillamente se optará por decir que la figura que debe ser demonizada es Hitler, sencillamente. Fue así como el actual presidente de EEUU, Donald Trump, pasó de ser comparado con Hitler a ser Hitler, y comenzó a disfrutar de ser el máximo avatara del mal. Hasta hoy.

Resultado de imagen para trump hitler

A Trump lo reemplazó Bolsonaro, y el escándalo que se ha originado a partir de la sola posibilidad que este último pueda ser presidente, ha desatado una extraña mezcla donde se combina la risa y la vergüenza ajena, y es que las reacciones y sobrerreacciones que se han manifestado bordean el ridículo: desde la idea de un Kali Yuga de dolor, hierro y sangre donde tropas (hordas) de guerreros tipo War Boys patrullarán las calles aniquilando minorías con juicios inmediatos donde serán jueces, jurados, y verdugos al mismo tiempo, hasta la aún más loca idea que un video patético ("Todos y todas decimos NO al fascismo en América Latina") donde aparecen distintas personalidades chilenas de la televisión, teatro, cine y música podría detener el supuesto avance del “fascismo”, como si alguno de los ignorantes en cuestión 1) pudiera hacer algo para influir en los sufragios brasileños; 2) viviera en Brasil como para entender esa realidad; o 3) fuera autoridad de algo o al menos reconocido en Brasil como para que pesen más que Ronaldinho Gaucho, Rivaldo o Edmundo. Además, seamos serios: en América todos viven asustados y lo cierto es que no es Camboya, ni Somalia, ni Laos, ni Armenia.

Lo cierto es que de “fascista” propiamente tal Bolsonaro tiene más bien poco, y la sinonimia de sus rasgos autoritarios con el fascismo es una pobre caricaturización izquierdista (argumentum ad nazium) típica de la propaganda negra desesperada y deshonesta clásica de la Izquierda (aunque no ausente en la Derecha – recordar “Chilezuela”). Por el momento, el resultado de la segunda vuelta brasileña seguirá siendo un misterio sazonado con las lágrimas de la Izquierda dura y liberal, con las mentiras de unos cuantos pensantes que creen que el resto es idiota, y con las pataletas de aquellos idealistas que viven esperando que exista alguien que los refleje en un 100%.

Si me preguntan a mí por mi opción favorita, desde el principio dije lo mismo: Cthulhaddad ¿para qué votar por el mal menor?

 

 

Resultado de imagen para cthulhu lesser evil

Por Francisco JavGzo

Arqueofuturista. Adorador de Ailuros.HBD. Anarcotribalista. Deep ecologist. V.I.T.R.I.O.L. 14888

Comentarios

Buscar

Síguenos

Enterate de nuestras ultimas noticias a través de nuestras redes cociales!


Suscribirse!

Mantente al tanto de nuestro contenido en tu E-Mail